El mercado secundario de deuda sigue con las rentabilidades extraordinariamente bajas debido al programa cuantitativo del BCE, aunque eso no quita para que pueda respirar de vez en cuando.

En estos momentos la deuda tanto española como italiana y están subiendo ligeramente, aunque Grecia es la más perjudicada con una rentabilidad que se mantiene por encima del 11%. España está en el 1,19% mientras Italia sube al 1,21%, manteniéndose el diferencial a nuestro favor tras las elecciones andaluzas.

Alemania desciende hasta situarse en el 0,18%, con lo que los diferenciales nos perjudican ligeramente.