El mercado secundario de deuda sigue siendo un festival de ventas proque ahora mismo tenemos subidas generalizadas en todas partes exceptuando en Grecia, que descienden todavía más los tipos hasta alcanzar el 10,41%, por lo que el mercado está apostando claramente por una solución en breve.

El Banco Central Europeo la ha liado subiendo las perspectivas de inflación, algo que hace que se especule con un programa cuantitativo más corto de lo esperado y encima las ventas minoristas de la zona euro han salido mejor de lo esperado y también tenemos algunas mejores perspectivas de crecimiento en algunos países, por lo que entre todo suben al euro cerca del 1% tanto contra el dólar, la libra y el franco suizo, haciendo que sea incompatible con rentabilidades bajas.

Por lo tanto, tenemos que España sube otra vez por encima del 2% alcanzando el 2,08%, Italia sube al 2,15% y Alemania diez años nada menos que alcanza el 0,85%, arrastrando también a Francia que sigue subiendo al 1,14%.