El mercado secundario de deuda se ha convertido en los últimos instantes en el mayor apoyo que está teniendo la renta variable europea, ya que las bajadas de rentabilidad están acelerando y mucho.

El patito feo, Grecia, sigue empeorando y ya está rozando el 10% de rentabilidad a diez años, pero el resto está bajando fuertemente.

Alemania a diez años hemos visto que ha creado un nuevo record de baja rentabilidad por debajo del 0,24%, pero es que España baja hasta el 1,23% e Italia también baja hasta el 1,2%. Como podemos ver, algo que hemos estado comentando durante todo el día es que Italia está recibiendo más apoyo por parte del mercado que España, lo que sigue apoyando la idea de que el mercado internacional de peligro de riesgo político en las numerosas elecciones que tiene nuestro país por delante.

En proporción, la deuda alemana está descendiendo más que la que la de la periferia, así que el descenso de los diferenciales no se nota tanto.

La deuda de Francia también desciende potente mente hasta bajar a diez años el 0,52%.