En el mercado secundario de deuda volvemos otra vez a tener tranquilidad tras ver que no vamos a tener presión en los tipos por parte de Estados Unidos si el mercado hubiese entendido que los tipos se subirían antes de lo esperado.
Pues bien, tenemos tranquilidad con respecto a tipos en EEUU y eso hizo que las rentabilidades bajasen y mucho en el día de ayer, algo que se mantiene más o menos en el día de hoy aunque en los activos en efectivo hay alguna recogida de beneficios que otra.

Con respecto a las rentabilidades, tenemos que España desciende hasta el 1,21% mientras Italia está en el 1,26%, así que algo hay en el ambiente que ha hecho que se reduzca el miedo a las elecciones en nuestro país, aunque sigue presente de forma sutil y que puede aparecer en cualquier momento.

Los más destacados son, por estar en extremos opuestos, Alemania y Grecia.

La deuda de Alemania diez años está bajando espectacularmente hasta tocar nada menos que 0,18% a diez años. Recordemos que son los principalmente beneficiados del programa cuantitativo y que su economía está sólidamente anclada que hace que la posibilidad de pagar las deudas esté prácticamente asegurada, y si eso lo unimos al equilibrio presupuestario al que han llegado antes de lo esperado, pues el riesgo es muy bajo y de ahí que haya una combinación espectacular para tener los tipos tan ridículamente bajos a semejante plazo.

En el extremo opuesto está Grecia, que cada día tiene más advertencias de que su actitud acabará por echar al país de la zona euro y la rentabilidad de su deuda así se está comportando, ya que la inversión de los tipos se mantiene, aumenta y la curva en general está subiendo, con la deuda a diez años subiendo ya espectacularmente y alcanzando nada menos que el 11,17%.