Según nos estamos alejando en las bolsas de los mínimos de la sesión, tenemos una estructura que es favorable al riesgo al mismo ritmo que aparecen filtradas las propuestas que Grecia quiere hacer a los acreedores.
 
En este momento tenemos subidas de tipos en toda Europa menos en la periferia, excluyendo a Grecia, de modo que España baja los tipos al 2,16%, seguido de Italia que también los baja al 2,17%, pero Alemania los sube al 0,69% seguido de Francia al 1,12%.
 
Con respecto a Grecia, la rentabilidad a diez años rondaría el 18,4%.