Más tranquilidad en el plano político pone acento en lo que puedan hacer los bancos centrales.

Y si el BCE cambia el tercio, esto tiene reflejo en los tipos en el secundario. Si la economía va bien, la seguridad de Alemania debe resentirse, por eso miramos a largo plazo los 3 futuros sobre renta fija de Alemania.

Si miran el gráfico a meses, tenemos HCH en Bund y Bobl, y una especie de envolvente bajista en Schatz. En este último el RSI ya pica a perder la tendencia alcista, lo que es más presión bajista. La necesidad de ofrecer más rentabilidad presionará a la baja y de ahí que las figuras bajistas deban ser vigiladas.