El aumento de inflación no ha dañado las rentabilidades, y sí puede haber habido algo más de tranquilidad con el riesgo político al ver que las encuestas en Francia restan posibilidades a la ultraderecha.

 
El tesoro español coloca 1603 millones de euros a vencimiento 2022 con una rentabilidad que baja del 0,548% al 0,499%.

Coloca 1834 millones a vencimiento 2027 con una rentabilidad que baja del 1,739% al 1,696%.

Se colocan 948 millones de euros en deuda vinculada a la inflación con vencimiento de 2021 y un tipo que entra más en terreno negativo pasando de -0,594% a -0,633%.