Vean por ejemplo en gráfico adjunto de Bloomberg, la reacción del bono irlandés tras sus complicados resultados electorales.