Se puede ver en este gráfico de Bloomberg, ante las sospechas de Brexit se compra el alemán y se venden periféricos