El tesoro español coloca 921 millones de euros en letras a seis meses con una rentabilidad negativa de -0,137%, prácticamente lo mismo que en la anterior.
 
A 12 meses se colocan 4101 millones de euros con una rentabilidad en negativo de -0,072%, también prácticamente lo mismo que el anterior.
 
Como podemos imaginarnos, muy bueno para la economía y para el gobierno, pero es una catástrofe para los ahorradores.