Como se puede observar el gráfico adjunto de Bloomberg, seguimos manteniendo una tendencia bajista desde los máximos de junio del año pasado, pero no conseguimos bajar del 1,4% incluso con el apoyo del Banco Central Europeo. Es cierto que la situación política de nuestro país y la incertidumbre está parando la inversión, y eso afecta a la rentabilidad, que tiene que descontar el valor del país. Si no fuese por el BCE, la situación sería mucho peor, pero ahora que tenemos unas nuevas elecciones encima de la mesa y todo puede cambiar otra vez, debemos estar vigilantes a lo que pase con las dos directrices bajistas que tenemos en ese gráfico, porque la superación por un motivo, puede desatar operaciones técnicas que ayuden a empeorar la situación y veremos si el BCE está atento y compensa esa situación para tener bajo control el movimiento.
 
spain10y