Al final las cosas han ido bien y el nuevo vencimiento en los futuros sobre deuda alemana está respondiendo como se requería, subiendo e intentando cerrar el hueco con respecto al vencimiento anterior porque no tenía sentido esta diferencia de precio a la baja cuando la rentabilidad está creando nuevos mínimos históricos.

Como se puede ver el gráfico adjunto, todos los plazos están teniendo movimiento, especialmente más notable a 10 y 5 años, mientras a dos años todavía está muy pero que muy rezagado.
deudaalemana