Hoy ha tenido lugar su primera emisión de deuda de largo plazo desde septiembre de 2010. El bono emitido es a 10 años con una rentabilidad del 2.967%, la rentabilidad más baja nunca vista para un bono a 10 años y encima el ratio de cobertura ha sido de 2.9 veces, muy bueno.

Es la primera andadura en el mercado primario de deuda a largo plazo tras su salida del programa de rescate a finales de diciembre, por lo que esta emisión, debería crear algo más de confianza en la situación. Es un muy buen resultado que confirma la vuelta al grado de inversión en su rating que hizo en enero Moody’s.

Antes de hacer una subasta normal, ya hubo una sindicada a 10 años con una rentabilidad del 3.543%.