Ojo con la situación del Bund porque estamos atacando el soporte del 38,2% del retroceso de Fibonacci de la subida desde los mínimos del contrato de junio  y eso puede dañarnos. Poco a durado la alegría por ver descensos en el crudo y menos presión para la inflación. La mejora de los datos de China es la piedra de todo junto con mejoras en las materias primas, así que el fantasma de la inflación aparece de nuevo, por lo que las rentabilidades suben y los precios deben bajar:

 
bund