Hemos visto a lo largo de la mañana que los diferenciales de la zona euro están empezando a ampliarse, como una especie de aviso de lo que tenemos por delante por la incertidumbre política que empieza en Reino Unido y acaba en España, con extensión a Estados Unidos.
 
Recordemos que la rentabilidad a 10 años del bono alemán está metido en una lateralidad que puede parecer un doble suelo, pero tal como estamos, no hemos conseguido superar la parte del cuello, así que tenemos un movimiento bajista.
 
Si se fijan en el gráfico adjunto, verán que el RSI ha conseguido pisar hoy por encima de la directriz bajista desde los últimos máximos en sobrecompra del mes de febrero, así que presiona el precio la misma directriz desde los máximos históricos.

 

bund