El mercado de deuda alemán sigue evolucionando en un momento en donde las rentabilidades siguen muy bajas para el país.

Como se puede observar el gráfico adjunto, se han cerrado los huecos de apertura del vencimiento de junio con respecto al anterior salvo en el futuro a cinco años, en donde el mínimo del vencimiento anterior nos está ejerciendo de fuerte resistencia.

Si miran el gráfico del bono alemán a diez años con nocturno, el de arriba del todo, verán que el RSI ha conseguido cambiar la tendencia de los máximos y sigue bajista, lo que es un fuerte impedimento para que podamos romper la barrera de los 160 puntos.