Tal como está la situación del mercado y su obsesión con la inflación, no debemos perder de vista el gráfico de la rentabilidad de la deuda alemana a 10 años. Si miran el gráfico adjunto de Bloomberg, verán que estamos metidos en una perfecta lateralidad desde los mínimos de febrero.
 
No va a ser fácil intentar predecir el movimiento de la rentabilidad, porque la deuda de Alemania es un valor que representa seguridad, así que es un factor más a tener en cuenta. Por un lado, un euro barato es compatible con una baja rentabilidad, pero si tenemos descensos en los mercados de riesgo, el factor de seguridad entra en juego e intenta compensar algo la situación que puede venir importada desde Estados Unidos y Reino Unido.
 
Por lo tanto, el gráfico el el que tiene que hablar y de momento no perdemos soportes y la resistencia está muy clara, y además muy peligrosa porque es doble, los máximos de marzo y la directriz bajista que viene desde los máximos de junio del año pasado.
 
bund

 
Si miramos ahora gráfico del precio, debemos incorporarlo a la rentabilidad, así que el suelo de la rentabilidad está claramente fijado en los máximos de abril pero mucho cuidado si perdemos la zona de los 163 puntos porque amenazaríamos de golpe con un cruce bajista entre la media de 50 sesiones y la de 100.
 
bund