El rebote desde los mínimos del año se canceló hace dos sesiones, a la espera de la FED. Hoy sigue subiendo ya pensando en el lío con Grecia. Su relación con la deuda del Tesoro de EEUU es clara y si ellos bajan tipos, aquí hay fuerza para bajarlos también, aunque la subida del euro pida lo contrario. De momento las divisas quedan a un lado porque la FED y Grecia son factores más decisivos. De momento, más subidas, como se puede ver en el gráfico adjunto:
 
 
bund