En el mercado secundario estamos teniendo una subida de rentabilidades a la curva de tipos de Alemania y eso se traduce, cómo no, en un descenso de los precios de los futuros.

En concreto, el futuro del bono a diez años con nocturno está cayendo 47 puntos tras dejar ayer una karakasa invertida pero sin apoyo de volumen, cuando creamos un nuevo máximo histórico tocando los 160 puntos nada menos. En el momento en que tocamos esa cota, el mercado empezó a girar a la baja.

El RSI a días con nocturno vuelve otra vez a ponerse por debajo de su directriz bajista, por lo que esa semi-falsa rotura, aviva las ventas.
bund