Como se puede ver en el gráfico adjunto, el cambio de vencimiento del futuro al de junio nos ha dejado mucho más abajo del cierre del anterior de marzo, lo que nos deja en un momento especial con respecto al BCE porque si da lo que quiere el mercado, debemos estar atentos por si el gap se cierra para ponerse otra vez a descontar las rentabilidades anteriores:

 
b und