La alegría se recupera en el mercado de deuda al mismo compás que el Euro se hunde un poco más esperando el QE en junio.

El Bund se dispara al alza y nos acercamos más todavía a los máximos del contrato pasado. Debemos tener cuidado porque el cambio al vencimiento de septiembre va a ser peliagudo y puede en el cambio estar descontadas muchas cosas.
 
bund