De momento estamos estables cerca del 145 y no paramos de vigilar el RSI porque está tentando mucho la directriz alcista desde los mínimos de abril y si la pierde definitivamente puede haber presión bajista. El BCE mantiene al mercado secundario bajo control.
 
 
bund