Ha dado un paso adelante, pero una resistencia bien marcada evita que sigamos buscando cerrar el hueco entre vencimientos.

De momento la zona de resistencia en los alrededores del 164 está clara y debemos estar pendientes de lo que puede pasar mañana porque tiene casi dos terceras partes de un hombre colgado hechas, así que mañana podemos tener la pata de venta, pero será el dato de EEUU el que tenga la última palabra:

 
bund