Como se puede ver, los problemas de los activos de riesgo junto con la visión de que el BCE va a necesitar apretar con más medidas por el nuevo descenso de los precios del crudo, están empujando a la baja las rentabilidades en el secundario, lo que se traduce en aumentos de precio en los futuros sobre renta fija y aplanamiento de la curva.

De momento tenemos que el futuro del Bund sube 60 puntos y supera la zona de resistencia, buscando ya el 165 donde cerró el vencimiento de marzo:

 
bund