En estos momentos tenemos un descenso de sólo cuatro puntos, pero se puede ver perfectamente en el gráfico adjunto que no podemos sobrepasar la línea de resistencia que va desde los máximos de abril hasta los mínimos del mes de marzo del contrato de marzo.
 
Recuerden que el gráfico de la rentabilidad nos deja una lateralidad perfecta en donde se intentó un doble suelo en la misma, pero que no se consiguió ejecutar, así que bajamos otra vez a la zona de mínimos. Esos mínimos no se han perdido, y volvemos a intentar el rebote, lo que significa que los máximos de abril en el precio se mantienen y debemos estar pendientes de un retroceso en los precios.
 

 
bund