Primero, demos un vistazo a la situación de la rentabilidad a 10 años del bono alemán, y podemos ver que tenemos una situación un poco comprometida porque nos estamos quedando sin espacio. Por abajo, tenemos los mínimos del año y un potencial doble suelo si al final acabamos superando la directriz bajista que viene desde los últimos máximos del año pasado o los primeros del año en curso.
 

 
Si ahora miramos el futuro del bono alemán a 10 años con nocturno, veremos que la bajada desde la última zona de mínimos del mes de marzo correspondiente al vencimiento de ese mes, tenemos que el soporte de las cotizaciones está claramente situado en el 38,2% de la subida desde los mínimos del mes pasado, así que debemos estar muy atentos a lo que pase en las próximas sesiones porque puede que tengamos movimiento.
 
bund