Vean este cuadro….

 

 

 






De acuerdo con un titular ayer de Reuter, el 45 % de la deuda pública alemana ya no es elegible para el QE debido a que su rentabilidad negativa es superior al tipo de depósito.

 

Ya saben que la rentabilidad del JGB de 10 años ha retrocedido hasta -0.01 %, la del treasury 10 años hasta niveles de 1.67 %.

 

El Ministro de finanzas alemán dijo ayer que el abuso de la liquidez produce problemas con el tiempo. Añadió que hay mucho riesgo geopolítico y que la ambigüedad de la Fed sobre la dirección de la política monetaria produce incertidumbre.

Un mensaje implícito al ECB y a la Fed, al mismo tiempo que admite un escenario complicado a nivel internacional.

 

El Presidente del Buba también dijo ayer que una incertidumbre prolongada en los mercados financieros internacionales podría impactar de forma negativa en el crecimiento. Pero, volvió a rechazar que haya riesgo de deflación. Y también volvió a reiterar sobre los riesgos a medio plazo de unas condiciones financieras demasiado laxas.

¿Un mensaje a quién? Es difícil saberlo.

 

Por último, un alto cargo del Gobierno alemán anticipó un intenso debate dentro del G20 derivado de la debilidad del crecimiento mundial. Pero, mostró su confianza en una progresiva (aunque lenta) recuperación del crecimiento mundial, incluida Europa.

¿Se prepara Alemania ante la demanda de otros países de un mayor impulso del consumo e inversión doméstica?.

 

Miren ahora este gráfico….

 

 

Cerca de mínimos históricos de tipos en el 10 años, con la curva en negativo hasta el 8 años.

 

José Luis Martínez Campuzano

Estratega de Citi en España