El nuevo máximo del crudo en 2016 potencia la imagen de un factor inflación mejorando y más cuando ya está claro que todo va a subir en el mundo del crudo en los próximos meses. Por lo tanto, las bajas rentabilidades tienen un enemigo claro, la subida de la inflación futura. Ahora el Bund sube tipos y el precio perfora el soporte del 38,2% de la subida desde los mínimos del mes pasado:

 
bund