En nuevos mínimos históricos de rentabilidad