El Merval argentino se recupera violentamente y sube más del 6% ante el aumento de posibilidades de que haya negociación con los poseedores de bonos impagados.