Si las aerolíenas bajan sus perspectivas de beneficio, menos dinero van a tener para nuevos aviones, así que es una víctima razonable de dichos movimientos, como se puede ver en el gráfico adjunto.
 
 ba