Y debe ser cierto lo que dicen, porque recordemos que ha preparado un plan para aumentar su parte del negocio dedicado tanto al gas natural como el crudo, eso sí, proyectos que pueden sacarse por mucho menos dinero que otros, así que siguen teniendo un control muy estricto de los costes pero buscando activos de crecimiento.

No debemos perder de vista el movimiento de ayer de la administración norteamericana para incrementar casi un 10% presupuesto militar a costa de reducirlo en políticas medioambientales. Esta minera también dice que cada vez hay más propietarios de vehículos que son parte de la futura demanda, cuando todo el mundo creíamos que camino a seguir en el de las energías renovables y los coches eléctricos.

Además, también está la amenaza para la OPEP del incremento de producción de crudo de Estados Unidos. Si miran el gráfico adjunto, tienen en la línea azul la media de producción de cuatro semanas entre 2016 y 2017, siendo la naranja del año anterior y como ven estamos ya a punto de alcanzar la producción de finales de 2016.

crude


Está claro que el giro de la administración norteamericana puede dejar tocado el desarrollo de las energías renovables y debemos estar muy atentos al desarrollo de los acontecimientos.