Pprimera decepción del mercado al ver que el Banco Central europeo no baja los tipos y los mantiene estables al 0.25%. Además, los depósitos a los bancos se mantienen en el 0%, por lo que no hay paso a tasa negativa.

En realidad era lo que todo el mundo esperaba, pero en el fondo, muchos, o casi todos, esperaban una bajada por sorpresa. fin