Bayer ha presentado beneficios netos en el último trimestre del año pasado de 224 millones de euros, muy inferiores a los 455 del año pasado, resultando en general peor de lo esperado y con mucho, ya que se esperaba por encima de los del año pasado.

Sin embargo, el EBITDA ha mejorado casi el 4,5% hasta los 1.850 millones de euros gracias a un mayor volumen en todas sus divisiones que ha venido por un aumento de las ventas del 12% acompañada por la bajada del euro.