Como se puede observar, llevamos ya incontables meses teniendo una variación mínima, sólo hay que ver la casi neutralidad que tienen todas las medias dentro del valor.
 
Sin embargo, el rebote que hemos tenido la zona de los seis euros, nos ha llevado a una zona muy importante, que es una franja de resistencia que se creó primero en agosto del año pasado y después en octubre del mismo año, marcando bien las zonas difíciles de pasar por encima y que han marcado los máximos de 2016. Ahora, el acumulación distribución ataca la misma directriz y encima estamos otra vez peleando contra la media de 200 sesiones, así que hay que estar muy atento para ver si dejamos alguna figura bajista en esta zona o empezamos a ver vía libre para buscar cotas más altas, como por ejemplo los siete euros.
 
bankinter