Está subiendo poco comparado con otros bancos del Ibex, pero es que vean la situación de largo plazo que tiene.

Como se puede ver en el gráfico adjunto a meses, tenemos que estamos parados en la zona de sus máximos históricos alcanzados en 2006. Desde 2014 ha aguantado como un campeón por encima de los 6 euros mientras el RSI marcaba divergencia bajista y salida de la sobrecompra. En ese movimiento este indicador ha creado una directriz bajista que está intentando romper, así que debemos tener cuidado por si se monta un intento de superar los máximos y buscar la sobrecompra otra vez:

 
bankinter