Como se puede ver en el gráfico a semanas, cerramos la semana lejos de mínimos de la misma y en la órbita del soporte de los mínimos del año que antes estaban en el Q1. Se ve perfectamente que tenemos una karakasa de venta con fuerte repunte de volumen y una clara divergencia alcista en el RSI, así que mucha atención con lo que pueda pasar en las próximas semanas. Sería bueno ver que el acumulación distribución cambiara la tendencia… pero con las elecciones generales y el valor que tiene este banco como objetivo político, debemos tener mucha cautela con los resultados de los comicios.

 
bankia