Tras unos días con dudas, ahora sube +1% y se sigue alejando de la zona de los mínimos de este año, donde también, de paso, intenta crear un doble suelo y atacar una directriz bajista intermedia que pueda aumentar la probabilidad de buscar una bandera. Algo a favor es el pago de dividendo que se quiere mantener todos los años y de esta manera parece que el Gobierno se ha callado en cuanto a intenciones de vender más participación, algo que siempre evita que el precio aumente porque es una mano vendedora muy fuerte:
 
 
bakia