Tras las noticias de que el grupo ha limitado el coste de las demandas por su salida a bolsa a 780 millones de euros, en el peor de los casos, parece que los inversores están un poco más tranquilos y ahora mismo Bankia está subiendo 2,5% a 1,27 euros, colocándonos otra vez por encima de la resistencia que tenemos en los mínimos de octubre.

Si miran el gráfico adjunto a semanas, el alejamiento desde la zona de mínimos del retroceso desde los máximos de 2015 sigue su curso y se mantiene vigente la muestra de interés comprador en forma de karakasa de compra con repunte de volumen y que fue seguido por un cambio de tendencia en el RSI y recientemente una superación de los máximos del año pasado en el acumulación distribución, lo que sigue siendo positivo para el medio plazo.


bankia