Vean el gráfico a semanas.

Tenemos que el RSI está fuera de la sobreventa, ha cambiado su dirección y encima nos marca una especie de divergencia alcista con respecto a los mínimos de 2016 y 2017, que forman algo parecido a un doble suelo.

Con todo esto, tenemos que estamos atacado la directriz bajista con más punto de apoyo y debemos poner nuestra vista en el comportamiento del acumulación distribución porque si consigue dar la vuelta tenemos apoyo importante.

Ver que quieren vender activos y empezar a mejorar las cifras es un aliciente importante de medio plazo que puede apoyar romper al alza:

popular