Ahora mismo el súper sector bancario es uno de los más dañados de Europa por malos resultados en algunos valores muy importantes, pero la banca mediana de España no lo está menos, sobre todo por la mala redacción final que tuvo el mercado a los resultados del banco Sabadell.
 
En estos momentos el Popular es uno de los peores valores del Ibex 35 con un descenso cercano al 4% y la preocupación principal la tenemos a su gráfico a semanas.
 
Si miran el gráfico adjunto, verán que estamos intentando despertar, ya que el RSI había salido de la sobreventa y cambiado de dirección, acompañado con otro cambio de dirección en el acumulación distribución. Sin embargo, el precio no ha conseguido superar la primera resistencia del 38,2% del retroceso de la bajada desde los máximos relativos de 2015, lo que nos deja en una situación muy peligrosa porque no debemos perder ojo a la zona de los mínimos anuales cerca de los dos euros, junto con una pérdida de la directriz alcista en el RSI a semanas, que puede amenazar con empeorar mucho la situación.