Como se puede ver en el gráfico adjunto, volvemos a la directriz bajista desde los máximos anuales y en el RSI nos estamos quedado sin espacio, con dos directrices muy claras, alcista y bajistas, por lo que debemos estar pendientes de por dónde rompe.  
po