Tras un desplome de -10,% ayer, con pérdida de los mínimos del mes, el regulador portugués suspende la cotización hasta las 10 de la mañana. Si miran el gráfico adjunto, puede que haya órdenes de venta que se ejecuten nada más abrir.

Espirito Santo que ha dado pérdidas de 3.600 millones de euros, casi nada, y necesita una inmediata ampliación de capital de más de 3.000 millones, pues sus ratios no llegan con este desastre ni a la mitad de lo que pide el BCE. Ya venimos advirtiendo sobre este banco desde hace tiempo. Y ya veremos si no termina rescatado, las posibilidades aumentan.
 
bes