El PBoC dice que va a fortalecer la vigilancia de la deuda de los gobiernos locales.

También dice que va a fortalecer las fluctuaciones en dos sentidos de su moneda pero que busca mantener la cotización básicamente estable. Dice que quiere reformar el régimen de tipo de cambio de su moneda.

Va a tomar medidas para mantener la estabilidad financiera y recortar los riesgos sistémicos. Quiere mantener un crecimiento estable en el crédito y la financiación social, para lo que va a utilizar una combinación de herramientas de política monetaria para mantener una amplia liquidez (ya saben que preocupa mucho este tema).

Quiere implementar una prudente política monetaria con un ajuste paulatino, algo que puede no gustar al mercado porque todo esto significa que el crecimiento estará muy controlado y que los préstamos al consumo pueden ir decayendo poco a poco, algo que da precisamente la línea flotación de Alemania, que ya hemos visto tiene el triple de exposición a China que el resto de Europa, algo que ha señalado Credit Suisse como motivo para sobreponderar otros países.