Según el Banco de España, la balanza por cuenta corriente registró un déficit en mayo de 0.6 bn EUR frente al saldo positivo de 2.4 bn de un año atrás.
Por componentes de la balanza corriente:

1.      La balanza comercial  registra un déficit en mayo de 1.1 bn. frente al saldo positivo de 0.5 bn. de un año atrás. Las compras suben un 8.3 % cuando las compras suben un 0.6 %
2.      La balanza de turismo y viajes con saldo positivo de 3.2 bn. por encima de los 3.1 bn. de un año atrás
3.      La balanza de rentas ha aumentado con fuerza su déficit hasta 2.7 bn. desde los 0.7 bn. del año pasado
4.      La balanza de transferencias corrientes con un déficit de 0.9 bn. desde  -0.7 bn. de 2013

Si consideramos también el saldo de la balanza de capital, con un menor superávit de 0.9 bn. (1.4 bn.) la capacidad de financiación de la economía española ha sido de 0.3 bn. desde los más de 3.8 bn. en mayo de 2013.

En los cinco primeros meses el déficit por cuenta corriente suma 10.4 bn. (-3 bn.) y la necesidad de financiación alcanza 7 bn. (+0.7 bn.).

Pero, quizás más interés tenga la balanza financiera.
Con datos de mayo, la cifra de inversiones directas es de entradas por 0.6 bn. (igual que en 2013); las de cartera suman más de 11.6 bn. de entradas (3.7 bn.); la cifra de préstamos y otras inversiones con salidas por 11.2 bn. (-5.9 bn.).
Si consideramos ahora las cifras de los cinco primeros meses, hemos visto salidas netas por inversiones directas hasta 3.8 bn. (entradas por 7.3 bn. un año atrás); inversiones de cartera con salidas netas por 18.9 bm. (-1 bn.); otras inversiones con compras netas por 6.4 bn. (36.8 bn.).


José Luis Martínez Campuzano
Estratega de Citi en España