El ataque militar de Arabia Saudita a Yemen ha conseguido lo que no había manera por otros medios, hacerle subir. Arabia Saudita ha dicho que está mandando tropas a la frontera y a las instalaciones petroleras. Eso es precisamente lo que teme el mercado, que los rebeldes de Yemen ataquen ese tipo de instalaciones. Además, ya hay protestas, de Irán y Siria, por los bombardeos. En suma el mercado teme una escalada bélica que limite la producción del mayor productor del mundo.