Astrazeneca es otra de las farmacéuticas que también vive problemas con las patentes pero en este aspecto está un poco mejor que las demás.
Ha presentado unas ventas de 6,420 millones de dólares, con un crecimiento del 3% a tipos de cambio fijos, por encima de lo esperado. Estas ventas se han visto potenciadas por el aumento de su fármaco para la diabetes y de un fármaco contra el asma que no ha sido excluido de las listas de prescripción en Estados Unidos, mientras que algunos de la competencia sí lo han sido.
 
La parte negativa es que los beneficios por acción ajustados quedan peor de lo esperado hasta los 1.17 dólares desde los 1.41 del año pasado.