Papandreu el 31 de octubre de 2011, acosado por la bajada de popularidad por las medidas del plan de rescate amagó con convocar un referendum, el mercado empezó a caer con fuerza, unos días después tuvo que anular la convocatoria.


Veamos en el gráfico siguiente el futuro del eurostoxx con una línea vertical el día del anuncio. Como vemos inició un tramo a la baja que le costó un 20%.




Y aquí tienen el Ibex. Le costó un 17%






Las situaciones eran diferentes, en aquella época había muchos otros países que estaban  muy tocados, y el BCE no estaba como ahora dispuesto a todo, pero los ejemplos dejan claro, que este tipo de cosas a los mercados les pone muy nerviosos.