El miedo a un default se nota en sus CDS. Vean los de a 5 años cómo se han disparado al alza por Bloomberg.