Como se puede ver en el gráfico adjunto, es una de las peores del Ibe con -2,45% y es que el rebote desde los mínimos del mes nos ha llevado a la resistencia de los mínimos de abril. En cuanto abrimos por encima las ventas se apoderaron del valor y el acumulación distribución todavía no cambia de dirección: